sábado, 21 de mayo de 2011

esto tambien lo tenemos en las VIAS en VICENTE LOPEZ y en toda la linea de los ferrocarriles...

17/05/11 PARANA,ENTRE RIOS, ARGENTINA:



Fabián Tomasi (ex fumigador aereo) participó de la audiencia organizada por Comisión de Tierras de Diputados (E.R.) sobre el proyecto de ley que prohíbe las pulverizaciones aéreas y limita lasterrestres.



El vecino, afectado por los agrotóxicos, reclamó a losDiputados actúen "mirando la realidad" y el "futuro", "porque a lospocos que estamos en esto, no nos cabe duda de que, ahora nos tocó anosotros, pero ustedes, y su descendencia está en la lista devíctimas".


Esto él decia:“Agradezco estar aquí, agradezco que “alguien” me haya invitado, para poderdecir lo que tengo para decir. Pero al mismo tiempo, por la dolorosa experiencia que he ido recogiendo, no puedodejar de preguntarme: ¿De verdad alguien quiere enterarse de lo que está pasando?¿Enterarse de que ese negocio que reporta y reparte miles de millonesde dólares, al mismo tiempo está provocando daños irreparables en todolo que toca..? Mi experiencia me dice que no. Que en general, hablar de estos temas, en serio, espredicar en el desierto.Que el negocio es demasiado grande como para tocarlo.....!!! Que demasiada gente importante piensa que está bien que la vida sesacrifique a los negocios. O que, simplemente está resignada a que asíson las cosas.Y entonces...siendo las cosas así, ¿qué puedo decirles?”, expresóFabian Tomansi. El basavilbasense participó en la Cámara de Diputadosde Entre Ríos durante el debate sobre el proyecto de ley que prohíbelas pulverizaciones aéreas y limita las terrestres.“La soja transgenica resistente al glifosato ya debe estar porcumplir 15 años en el pais. Está llegando a las veinte millones de has yse la está llevando adonde parecia que no podía llegar nunca, a lapatagonia.Y no es solo la soja, por supuesto. Es la agricultura (es el maiz,es el arroz). Masas de veneno y de cambios geneticos que no se sabe queson lanzados sobre nosotros sin consideracion alguna. Sin preguntarnos.Los montes entrerrianos en retirada, los rios y arroyosenvenenados. Las islas tomadas para el ganado o para la propia siembrade soja. ¡Soja hasta en las macetas!, como dijo un ministro.Y a este atropello que cualquiera con un poco de sensibilidad vivecon dolor y furia, ¿qué se le ha opuesto sino un monton de palabrashuecas, de preoyectos sin concrecion...año tras año, sin que ni un solopaso se haya dado jamás en la direccion contraria?”, prosiguió Tomasi.



Más adelante dijo que en Basavilbaso el hospital “linda exactamentecon un sojal, como la escuela que visitó hace poco el Gobernador DEESTA PROVINCIA (Sergio Uribarri) en la ciudad de Libaros, lasCooperativas, situadas en el medio del los pueblos, llena de venenos,los mosquitos(maquina de fumigacion terrestre) transitando y siendolavados en los pueblos, los aviones...”. “¿Qué no se puede decir de loque hace la aeroaplicación? ¿Es tan difícil ver eso con los propios ojos? ¿Se necesita asesoramiento?”, interrogó a los presentes.
...


Y entonces la gente va a poder enterarse de la verdad de como estrabajar en el campo. Con venenos uno peor que otro y en lascondiciones más precarias. Lo que significa para los trabajadores ypara la gente en general.Y miren que no estoy hablando de debatir con los aeroaplicadores, porque si bien la aplicación aérea es una acto criminal que se nos impone como si fuese el bombardeo militar de un ejército enemigo sobrel a población indefensa, también están: A) una presencia de venenos que no tiene que ver con la aeroaplicación, como los inoculantes para semillas, los fertilizantes,los cebos tóxicos, la fosfina en silos y camiones, los envasesenterrados por miles y por millones, o que la gente usa para el agua, oque se reciclan sin lavar se los lleva cualquiera, en fin, toda unacadena toxica que va desde la semilla al barco. B) toda la cadena de complicidades necesarias, que es muy extensa y abarca prácticamente a todos los sectores, empezando por el estado, que destina apenas un puñadito de inspectores, la universidad, enseñandoque todo esto es sustentable.

O por ejemplo, la mayoría de los médicos callándose la boca y abandonando a las víctimas. Yo se bien de qué hablo. (la única ayudaque recibí en la soledad de mi sufrimiento, fue de afuera del Sistema de Salud. Y poreso estoy vivo)Y quiero mencionarles especialmente, porque ellos han hecho unjuramento de defensa de la salud de sus pacientes y son, en cambio, ensu mayoría, profesionales del ocultamiento”.


Finalmente Tomasi se dirigió especialmente a los Diputados y lespidió que


“por esta vez actúen mirando la realidad y mirando el futuro.Porque a los pocos que estamos en esto, no nos cabe duda de que, ahoranos tocó a nosotros, pero ustedes, y su descendencia están en la listade victimas”.

No hay comentarios: