martes, 7 de septiembre de 2010

andalgalá setiembre 2010


Andalgalá fortalece su resistencia
El pueblo se manifiesta una semana ininterrumpida en contra del saqueo y la contaminación

Hace más de 200 días que las obras en la minera “Agua rica” están detenidas.
La asamblea de la región llamó a la sociedad a prestar especial atención a la problemática durante la primera semana de Setiembre.
Llegando a Catamarca ya se corrían los rumores de un Andalgalá en estado de sitio, de grupos militares especiales y requisas en los transportes. También se supo que un grupo de desempleados y empleados de “agua rica” acampaban, a las puertas de la oficina de la empresa, en competencia al pueblo que estaba en la plaza principal. Algunas cosas se confirmaron como ciertas, otras no y otras tuvieron algunas variables a la información previa.

No hubo estado de sitio ni militares. Pero si, los pro-mineros, resultaron ser grupos parapoliciales: Delincuentes de la región excluida del pueblo, barra bravas tucumanos y otras personas fueron compradas con dinero, drogas y aprovisionados con armas para cuidado de los intereses de la minera. Centenar de reclamos y denuncias de los vecinos inundaron la fiscalía del pueblo, con relatos que van desde las amenazas, el consumo de alcohol y drogas en la vía pública, hasta ver como policías suministraban las drogas y armas a estas personas que terminaron convirtiéndose en una suerte de escudos humanos.

El llamado de “el algarrobo” a la sociedad tuvo título de “ultimátum” a agua rica, y es por eso que la empresa-estado, tomó dichas medidas de seguridad.
El acampe realizado por el pueblo en la plaza desde el Martes en adelante contó con asambleas diarias, músicos en vivo, comida comunitaria y diversidad de participantes, tanto de edades, como de lugar de origen.

El día sábado fue la convocatoria a una asamblea que fue histórica. Cientos de asambleistas debatieron por horas el destino de la convocatoria. Agua Rica, y los medios de comunicación nefastos, esperaban el choque contra los supuestos “desocupados y mineros”. Hechos de violencia y amenazas a lo largo de la semana pretendían una reacción que la asamblea no admitió, entonces el guión escrito por el poder, nuevamente se deshizo en manos de la voluntad colectiva.

Entre lágrimas y emoción se conformó un diálogo plural, de alto nivel en oradores y participación de personas que jamás habían asistido a asambleas. Se decidió no confrontar por que la lucha, con “Agua Rica” frenada, lejos está de perderse, entonces se vislumbro un augurio conmovedor, por que el día en que la victoria se dé no tiene fecha sino que está en marcha imparable, ya desde hace tiempo. Cerca de las 22hs la convocatoria superó las 1500 personas. La marcha dio innumerables vueltas alrededor de la plaza principal con cánticos contra la minería y alusivos al despertar en lucha de América latina. Hacia las 23hs gran parte del pueblo se sumó para que la caminata por la vida supere las 3000 personas en un solo grito: "No a saqueo y contaminación. Si a la vida"

La lucha de Andalgalá es punto de partida para tantas otras en la región. Desnudó el operar del intendente Perea, del juez Raúl Guillermo Cerda, del gobernador Brizuela y de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, todos complotándose entre corrupción, mafia y liberalismo económico pretendiendo poner de rodillas al pueblo. También desnudo otros poderes, como la justicia, que trabaja solamente para la empresa minera, y la propia iglesia que dio la espalda a la peregrinación multitudinaria por la vida que se diera el sábado anterior.

Andalgalá se sabe en proceso de autodeterminación por que tiene espiritualidad y fe verdadera, por que sabe que su lucha es legítima, pacifica; que la justicia y el poder pasa por sus manos, que el crecimiento por contagio de otras luchas no lo pueden frenar este sistema económico en desarme, por donde se lo mire y que en toda oportunidad que tiene, queda expuesto como un mamarracho penoso, ante los ojos de ancianos, jóvenes y niños.

Asambleas como “el algarrobo” se gestan a lo largo de nuestro país, y los pueblos entrelazados encuentran las respuestas que durante décadas (o 500 años) los poderes de turno no supieron dar. Si bien es invierno, historias como las que se dan en Andalgalá,hacen fuerza para que la naturaleza adelante la cada vez mas tangible y esperada primavera
Texto: Miguel Aguirre
Fotos: Facundo M. Nívolo.
Red nacional de medios alternativos.

No hay comentarios: